La importancia del Ingeniero de Campo en las Soluciones de Serialización

Cuando se va a implementar una Solución de Serialización en la Industria Farmacéutica, ¿quién la lleva a cabo?

La creación de una línea de empaque con capacidades de serialización es una tarea multidisciplinaria y de múltiples equipos, y el punto donde el diseño se encuentra con la implementación requiere experiencia práctica. Dicho diseño debe instalarse, probarse y validarse para proceder a demostrar su viabilidad para la producción. Estas operaciones deben realizarse en conjunto con el resto de la línea de envasado, siendo necesaria esta implementación para cumplir con las especificaciones del cliente y la documentación de diseño. Aquí es donde el Ingeniero de Campo (Field Engineer o FE, por sus siglas en inglés) cumple su función.

Hay varias actividades diferentes que un Ingeniero de Campo puede llevar a cabo de acuerdo con la etapa en la que se encuentra el proyecto. Una puesta en marcha (start-up) es la implementación inicial de un proyecto, el punto en el que el diseño toma forma en una línea, se instala, configura y verifica. Aquí se configura el sistema de inspección visual automatizado para los productos del cliente, y se ejecuta una prueba de solución de serialización y agregación para su eventual instalación en una planta de producción.

Durante un FAT o SAT (Factory/Site Acceptance Test), se lleva a cabo una secuencia de validaciones para comprobar la conformidad del sistema entregado con la documentación y su correcto funcionamiento. La aprobación del proyecto para pasar a la siguiente fase depende de estas pruebas, y el Ingeniero de Campo es el recurso que ayuda en la ejecución de estas validaciones rigurosas, mientras responde a las necesidades cambiantes y dinámicas de un cliente a medida que ve la línea de empaque en acción.

Un Ingeniero de Campo también realiza actualizaciones para brindar soporte continuo al proyecto o para aumentar las capacidades de un sistema. Durante esta actualización, ejecutan las mejoras, que pueden ser de hardware o software, y luego eliminan cualquier incompatibilidad que pueda haber resultado del proceso. El objetivo, una vez terminado, es mantener toda la funcionalidad anterior mientras se demuestran los beneficios de la actualización a la calidad de la línea.

El Ingeniero de Campo debe trabajar mano a mano con los clientes, ingenieros del proyecto, los fabricantes y técnicos (como los de impresoras y PLC) para avanzar en el proyecto y demostrar su solidez. Al estar en el sitio, el Ingeniero de Campo también interactúa con los técnicos que operan la producción diariamente, lo que convierte al Ingeniero de Campo en un enlace entre el diseño inicial y el usuario final.

Para configurar, solucionar problemas y dar soporte, el Ingeniero de Campo debe tener un conocimiento sólido del software de serialización, la configuración del sistema de visión automatizado y el hardware, con una comprensión de cómo estos interactúan con los PLC, los sensores y la lógica de la línea de empaque.

Al ser una labor que requiere adaptabilidad y movilidad, el Ingeniero de Campo viaja con frecuencia a diferentes sitios, a menudo siguiendo el mismo proyecto a través de diferentes fases, lo que los convierte en un recurso familiarizado con el proyecto. La adaptabilidad del Ingeniero de Campo radica no solo en mantenerse a la vanguardia de los cambios en la visión de automatización y la tecnología de serialización, así como en el hardware utilizado en la industria, sino también en las condiciones del puesto, como las horas de trabajo en el sitio, los idiomas y la prestación de servicios en evolución, servicio al cliente continuo.


(Versión en Inglés)

The importance of the Field Engineer in Serialization Solutions

When a serialization solution is to be implemented in the Pharmaceutical Industry, who carries this out?

The creation of a packaging line with serialization capabilities is a multi-team, multi-disciplinary undertaking, and the point where design meets implementation requires hands-on expertise. Such a design needs to be installed, tested and validated to proceed towards being proven viable for production. These operations should be carried out in conjunction with the rest of the packaging line, and there is a need for this implementation to fulfil the specifications of the client and the design documentation. This is where the Field Engineer (FE) fulfils their function.

There are several different activities a Field Engineer can carry out according to the stage the project is at. A start-up is the initial implementation of a project, the point at which the design takes shape on a line and the station design is installed, configured, and verified. Here the automated visual inspection system is configured for the client’s products, and a serialization and aggregation solution is trial run for its eventual installation in a production facility.

During a FAT or SAT (Factory/Site Acceptance Test), a sequence of validations are carried out to test the conformity of the delivered system to the documentation and its correct function. Approval of the project to proceed to the next phase depends on these tests, and the Field Engineer is the resource on-site to assist the execution of these rigorous validations while responding to the evolving and dynamic needs of a client as they see the packaging line in action.
A Field Engineer also performs upgrades for continued project support, or to boost the capabilities of a system on site. During this upgrade they execute the improvements, which may be to hardware or software, and then root out any incompatibilities that may have resulted from the step. The objective when finished is to maintain all previous functionality while demonstrating the benefits of the upgrade to the quality of the line.

The Field Engineer must work side-by-side with clients, project engineering, fabricators, and third-party technicians (such as for printers and PLCs) to advance the project and prove robustness. Being on-site, the Field Engineer also interacts with the technicians who operate the solution in production on a daily basis, making the Field Engineer a link between the initial design and the end user.

In order to configure, troubleshoot and support, the Field Engineer must have robust knowledge of serialization software´s working environment, the automated vision system setup and related hardware, with an understanding of how these interface with PLCs, sensors, and the packaging line’s logic.

Being a function that requires adaptability and mobility, the Field Engineer travels frequently to different sites, often following the same project across different phases, making them a resource with familiarity of the project. The field engineer’s adaptability lies not just in staying ahead of changes in automation vision and serialization technology, as well as the hardware used in the industry, but also in the conditions of the role, such as site working hours, bridging languages and providing evolving, continual customer service.

Por

Aikén Johnson

Field Engineer Spain Ultimate Solutions – Oficina de España

Relacionado con:


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: . You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

Let us help you

Por favor, seleccione una forma válida